CIBULKOVA SE CONVIERTE EN MAESTRA Y CIERRA EL AÑO COMO 5º DEL MUNDO

Tenacidad, firmeza, tesón, obstinación y amor a lo que se hace, son algunos sinónimos de lo que representan a Dominika Cibulkova cada vez que disputa un partido de tenis. Este domingo no fue la excepción y la eslovaca apeló a su inigualable coraje para terminar la mejor temporada de su carrera, con el título del WTA Finals de Singapur, hecho que la dejará como la numero 5 del mundo, a partir de este lunes.

img_6473

En el último partido del torneo que reunió a las ocho mejores tenistas del año, Cibulkova no estaba en frente de una rival más, se encontraba ante Angelique Kerber, la jugadora más regular del curso. Sin embargo, ese gran estatus no fue suficiente para que la tenista alemana lograra ponerle moño al año y con una claridad impoluta, la nacida en Bratislava se llevó a casa el trofeo más importante de su carrera, después de vencer a la número 1 del mundo, con parciales de 6-3 y 6-4.

Desde que saltaron al campo de juego, Dominika se mostró gigante a pesar de ser 12 centímetros más baja que Kerber. En el segundo game avisó con un quiebre y aunque luego iba a ceder su servicio dejó claro que no iba a regalar nada en su último acto del año. Llegó estar 3-0 pero la alemana con un tenis mucho menos agresivo pero regular estuvo  cerca de igualar la pizarra. Estando 3-2, Cibulkova volvió a robar el servicio de su rival y con sendos números (14 winners y 8 errores no forzados contra los 7 y 10 de Kerber) inclinó la pizarra a su favor.

En El Segundo set se emparejó el encuentro. La eslovaca, única jugadora en robarle sets a la gran favorita durante el evento no bajó sus decibeles. Así mismo, la de Bremen imprimió ese contragolpe que la llevó a ganar dos Grand Slam en 2016 y batalló de tú a tú. Fue en el octavo game, cuando nuevamente Cibulkova dio otro golpe de autoridad y con una ruptura encaminó su cuarto título del año. El final no pudo ser mejor. La actual numero 8 del mundo (que mañana será 5), afrontó los nervios que suponen ganar el título más importante de su carrera y después de un juego que se extendió durante casi 8 minutos, cayó al suelo como muestra de la gesta que realizó y que dejó plasmada en sus primeras palabras: “hoy es el día más feliz de mi vida”.  Singapur tiene una nueva maestra.

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: @andresvarperaza. Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor del portal www.matchtenis.com.

Comentarios

comentarios