CHIUDINELLI Y LAMMER, SOMBRAS DE SUIZA EN LA DAVIS

Suiza ganó la Copa Davis y los focos se dirigieron inmediatamente hacia Roger Federer, Stan Wawrinka y Severin Luthi. Sin embargo, aunque no actuaron en la serie definitiva ante Francia, Marco Chiudinelli y Michael Lammer también se dan el lujo de ser dueños de la Ensaladera de Plata aunque hayan estado en la penumbra.

Foto: Srdjan Stevanovic

Foto: Srdjan Stevanovic

Jugar una serie de Copa Davis representa que una nación debe convocar a cuatro jugadores para que los represente durante tres días en los cuatro puntos de individuales y en el dobles. Aunque para muchos países -y capitanes- la cuestión se complica al tener muchos tenistas de alto nivel y genera un embrollo en la cabeza a la hora de elegir los combatientes, para otros la situación no se complica; al contrario, hasta deben recurrir a jugadores que -posiblemente- no vayan a tener acción ya que dos o tres son los que se encaminan a liderar la serie.

Esto último le ha sucedido a Suiza en el último tiempo y era una razón de peso para que se pensara que era imposible que la Selección de Roger Federer pudiera conseguir la Ensaladera de Plata, simplemente porque se decía que eran Roger y tres más. Sin embargo, con la alza que tuvo Stan Wawrinka en el 2014 y lo generoso que fue el cuadro con ellos, pudieron levantar los brazos y gritar campeón en el torneo más importante por equipos.

Pero Severin Luthi, capitán de los helvéticos, no podía simplemente llevar a Roger y Stan para disputar la final (o cualquier otra dentro de la Copa). Por reglamento de la competición deben ser cuatro, así dos de ellos ni siquiera salten a la pista a jugar. Y es que para este país, las opciones se redujeron hacia el de Basilea y Lausanna, ya que no cuentan con otro jugador ni siquiera en el Top 200. Los otros dos llamados a hacer parte del equipo fueron Marco Chiudinelli y Michael Lammer, apostando a la continuidad que han tenido en el presente año.

Chiudinelli (33 años, Basilea) es actualmente el 216 del mundo y alcanzó su mejor ranking en febrero de 2010 cuando fue 56. Esta temporada no ganó ningún partido ATP y deambuló en gran parte en las clasificaciones y Challengers. Mientras que Lammer (32 años, Kilchberg) posee el puesto 508 en la clasificación y supo ser 150 en 2009, su posición más alta. Tampoco ganó partidos ATP y se ha reducido a jugar dobles mayormente en los Challengers. Sin embargo, este último, aunque es la séptima raqueta de los helvéticos (por encima están Yann Marti, Henri Laaksonen y Adrien Bossel), es un jugador que se acomoda bien hacia el punto por equipos.

Pero todo es cuestión de continuidad aunque vean acción poco y nada. Tanto Marco como Michael siempre han estado presentes en las eliminatorias en las que Federer desistió, poniendo el pecho ante su país en el Grupo Mundial o en los play-offs de repechaje; o por el contrario, estando presentes en las series aunque de ambos ni siquiera tomaran la raqueta en la arena. Pero, ¿qué pueden hacer los dos sabiendo que por encima está un jugador de la talla de Roger y un Stan que vio en el 2014 su año cumbre? Pues ver cómo se echan el equipo al hombro sus compañeros, esperar un llamado en el dobles, jugar un partido cuando la serie esté definida o jugar un punto de singles si alguna las principales raquetas sufre un complicación o problema físico. “El capitán Severin Luthi se decidió por Federer/Wawrinka. Uno tiene que ser realista: Roger y Stan son claramente los mejores jugadores y los lideres absolutos en el equipo. Y mostraron contra Gasquet/Benneteau que la decisión fue correcta. Eran los mejores de la A a la Z”, comentó Lammer para el periódico Tages Anzeiger.

Aunque ni siquiera ensuciaron sus tenis en la arcilla de Lille, tanto Chiudinelli como Lammer se encargaron de darle el paso a la segunda ronda a Suiza en la primera ronda ante Serbia, al ganar el punto del dobles. Lo que significa que aportaron un grano de arena para la consagración final del país, aunque en la historia se recuerde poco y nada. Después de ahí jugaron el cuarto y quinto punto de esa rueda (perdieron ambos), no tuvieron participación ante Kazajistán (en esa serie estuvo Henri Laaksonen por Marco Chiudinelli), Chiudinelli jugó el dobles con Wawrinka ante Italia y perdieron y por último, Lammer disputó el quinto punto (serie ya definida) ante Andreas Seppi.

Como a cualquier tenista les hubiera haber tenido que disputar en la serie final, y el propio Lammer expresó haberse preparado junto a Chiudinelli para disputar el dobles. “Con Chiudinelli habíamos preparado el dobles de esta semana. Jugamos juntos los torneos en Basilea, Ginebra y Bratislava, luego nos capacitamos en una intensa semana en Basilea y Lille, pasamos mucho tiempo juntos. Estuvimos muy bien preparados y nos quedamos con ganas de estar presentes en este evento. Puesto que es evidente que nos hubiera gustado estar en la cancha”, expresó el siete de Suiza para el diario local.

A pesar de todo, la Copa Davis también se caracteriza por la fuerza y el ánimo que proviene desde el banco técnico, único campeonato que permite que los jugadores estén al lado del capitán y tan cerca de los integrantes del equipo. Ambos sienten que fueron una pieza importante a la hora de expresar aliento a Federer y Wawrinka cuando estuvieron en pista, eso les genera buenas sensaciones a quien está luchando por el escudo de su nación. Sin embargo, esto no solamente le ha sucedido a Suiza, en muchos países las opciones se reducen a dos integrantes y el resto quedan en la penumbra. Y es que en la final de 2013 que República Checa le ganó a Serbia, tan solo Tomas Berdych y Radek Stepanek jugaron los cinco puntos que les dieron la Ensaladera de Plata. Jugando o no, estando entre las sombras, Marco Chiudinelli y Michael Lammer son campeones de la Davis.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @FabianV_: Redactor en jefe de Match Tenis. Director y productor de medios de comunicación. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios