CAMPEONES DEBUTANTES

“Para ser honesto, nuestro juego  juntos fue simplemente perfecto” advirtió Vasek Pospisil, después de ganar el torneo de Wimbledon en compañia de Jack Sock. La pareja de los tenistas americanos derrotó este sábado a los número uno del mundo y defensores del título Mike y Bob Bryan por 7-6(5), 6-7(3), 6-4, 3-6 y 7-5.

Foto: Wimbledon

Foto: Wimbledon

Dos semanas antes el canadiense y el estadounidense no conocían lo que era jugar en pareja un torneo en la modalidad de dobles, sin embargo, en el All England Tennis Club, demostraron que su poca experiencia en este tipo de eventos no les pesó a la hora de superar a los mejores equipos del planeta. “Somos un equipo peligroso, somos los campeones de Wimbledon” dijo el semifinalista de Claro Open Colombia en 2013, Pospisil.

La pareja de Pospisil y Sock congeniaron perfectamente. sus estilos de juego curiosamente son parecidos. Son jugadores altos, de potente saque y agresivos, tiran desde cualquiera lado del campo, son de esa camada de los 90, que aunque se ha demorado en madurar, el talento está ahí.

En el camino dejaron a duplas históricas, como la de Bopanna-Qureshi, Peya-Soares,  Paes-Stepanek y finalmente a la de los hermanos Bryan, esos que perpetuarán en la historia del tenis, debido al gran palmarés que conservan.

“Si antes del empezar el torneo, hubiéramos sabido que este sería el camino para ser campeones, ciertamente no hubiera imaginado que estaríamos aquí” afirmó la raqueta dos de Canadá.

La historia continuará tanto para los jóvenes llamados a comandar en los nuevos tiempos del tenis, como para los hermanos Bryan. Estos últimos intentarán en el abierto de los Estados Unidos, ganar su primer título de Grand Slam del año, para así llegar a once temporadas seguidas, logrando al menos un ‘major’.

Comentarios

comentarios

2 Comentarios

  1. Es cierto, aunque Pospisil ha tenido mejores resultados a lo largo de su carrera. Tal vez las lesiones han hecho que este año sea para el olvido.

  2. De Sock podía esperar algo, pero de Pospisil con el año que lleva no. Me alegro por ellos

Deja un comentario