CAMINOS DISPARES EN EL DESIERTO

En Indian Wells, las dos máximas favoritas, Serena Williams y María Sharapova, tuvieron suertes diferentes de cara a estar en el lote de las ocho mejores del primer Premier Mandatory del año, una cita en la que las mejores no se pueden dar el lujo de faltar. La local, quien vive su reencuentro con el público que hace más de una década le hizo pasar uno de los peores momentos de su vida, tuvo que acudir a la batalla para vencer a Sloane Stephens (6-7, 6-2, 6-2), mientras que la rusa dejó que Flavia Pennetta le encontrara la vuelta al partido y la terminara derrotando (3-6, 6-3, 6-2).

Para Serena, campeona en este cemento en 1999 y 2001, el día la puso a remontar ante Sloane Stephens, aquella morena que en el Abierto de Australia 2013 supo dar la sorpresa eliminándola en los cuartos de final. La hoy 42 del mundo tuvo la valentía de poner en serios aprietos a la uno del ranking femenino con un sorprendente 3-0 y doble quiebre en el comienzo del encuentro que se disminuyó en su totalidad hasta llegar al tiebreak, donde Stephens se impuso con suma comodidad. Luego fue todo para la dueña de 19 grandes: disminuyó sus errores, encontró el timming ideal y quebró en cuatro oportunidades para estar en los cuartos de final. En el camino de la mejor del mundo estará ahora la elevada suiza Timea Bacsinszky, un termómetro perfecto, quien venció a Elina Svitolina por 4-6, 6-1, 6-1 y expondrá su racha de 15 victorias seguidas.

Más tarde, Flavia Pennetta se llenó de inspiración para dar de baja a María Sharapova luego de haber cedido un primer parcial donde la potencia de la rusa fue el karma para la defensora de la corona. Los intensos golpes de la dos del mundo, que solo tiene en la retina castigar y castigar, fueron suficientes para desesperar a la de Brindisi, quien no le encontraba la vuelta a la fuerza con la que la bola llegaba a su lado de la cancha. Sin embargo, Flavia, una pared por momentos y un misil cuando se lo propone, contrarrestó partiendo de un buen servicio y de un juego profundo que descolocó a la campeona en 2006 y 2013. Sharapova no medía la velocidad y el abuso de la misma la llevó en un par de oportunidades a llevar la pelota metros afuera de la línea. La ganadora de 2013 sacó magia y espera por Caroline García o Sabine Lisicki para buscar las semifinales en Indian Wells.

Simona Halep, además, volvió a vencer a Karolina Pliskova, rememorando la final que ambas jugaron en Dubái semanas atrás. La rumana prevaleció por 6-4, 6-4 y expone su nombre entre las favoritas a conseguir el trofeo que entrega el Valle de Coachella. Para estar en semifinales, Halep tendrá que enfrentar a Carla Suárez-Navarro, una de las más consistentes del año, quien sobrepasó a Heather Watson por 7-6, 3-6, 6-1.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios