CAMILA GIANGRECO, LA ESPERANZA PARAGUAYA EN JUEGOS BOLIVARIANOS

Paraguay, uno de los países invitados a los Juegos Bolivarianos de Santa Marta 2017, llega con un equipo joven (ninguno de sus jugadores supera los 21 años), que no hace mucho ruido. Sin embargo, tiene expectativas, y éstas, están puestas en un solo nombre: Camila Giangreco, una tenista que llegó a ser 8 del mundo en juveniles, pero que las lesiones postergaron su entrada por lo grande al profesionalismo. Hoy con 21 años, siente que está de vuelta.

Camila Giangreco

“Vengo con buenas sensaciones y estoy jugando muy bien, por eso tengo chances de pelear por algunas medallas”, expresó la tenista paraguaya a Match Tenis en la tarde de este martes, mientras se presentaba un torrencial aguacero en el Parque de Raquetas. “Actualmente paso por el mejor momento  de mi carrera, pero con los puntos que se me suman para la próxima semana, estrenaré mi mejor escalafón”, añadió la jugadora que ocupa el puesto 541 del mundo, pero que posiblemente ingrese al top 500 el lunes que viene.

La historia de Giangreco y el tenis empezó cuando apenas tenía seis años. En su familia, le hicieron probarse en varios deportes pero como le huía al contacto nunca encajó con ninguno. Entonces un día un primo la invitó a jugar y desde ese entonces nunca más soltó la raqueta. “Desde el primer día me gustó jugar al tenis, porque no es un deporte de choque”, aseveró.

La nacida en Asunción creció admirando a Verónica Cépede Royg, jugadora cuatro años y medio mayor, que en la actualidad es un símbolo en el tenis paraguayo, pues se encuentra entre las mejores 80 del mundo (77º), después de años de mucho sacrificio. “Desde que yo era pequeña siempre me aconsejaba y todavía lo sigue haciendo. Ella ha sido muy importante en el desarrollo de mi carrera. Incluso en muchas ocasiones entrenamos juntas”.

Giangreco estuvo entre las mejores del mundo a nivel juvenil, llegando a ser la número 8 del ranking (en  mayo de 2013) y sumando victorias en individuales en dos de los tres Grand Slam que disputó (Wimbledon – 2R, Us Open – 3R). “Lo recuerdo con mucha felicidad. Tuve grandes resultados en mi etapa como Junior”. Además, disputó los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing, China en 2014, hecho que nunca olvidará debido a la importancia del evento y a una confusión que por poco le cuesta el partido. “Jugaba contra una china y duré viéndola cuatro días seguidos. El día del partido entré a la cancha y apareció otra jugadora con el mismo apellido. Mi entrenador casi me mata, pero menos mal gané el partido”, recordó sobre su última alegría a nivel de menores.

La gran etapa que tuvo como juvenil le pasó factura y la acumulación de partidos la privó de tener una buena transición al profesionalismo. “Me costó un poco. Tuve muchas lesiones porque jugué demasiados partidos y también estuve en sobrepeso. Todo influyó”, manifestó, la jugadora que como todas sueña con ser número 1 del mundo y ganar un Grand Slam, pero que se conformaría con “estar entre las mejores 50 del mundo”.

Con el apoyo del Comité Olímpico Paraguayo (le da un sueldo y paga sus tiquetes aéreos) y de su papá, Camila Giangreco continuará su carrera profesional, que pasa por un momento de lucidez. En los Juegos Bolivarianos de Santa Marta es la cuarta preclasificada y depende de ella obtener una de las preseas. ¿Lo logrará?

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: @andresvarperaza. Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor del portal www.matchtenis.com.

 

Comentarios

comentarios