BUCARAMANGA SE PREPARA

A partir del 26 de enero, cuando muchos se encuentran batallando bajo el calor del Abierto de Australia, la ciudad colombiana de Bucaramanga acogerá el ya tradicional evento Challenger que organiza desde el 2009. El torneo, que entrega $50.000 dólares más hospitalidad, se jugará una vez más en las canchas de arcilla del Club Campestre ubicado en el municipio de Floridablanca, a pocos kilómetros de distancia de la capital santadereana.

Tras la salida de la lista de entrada, el evento colombiano contará con la presencia de tres jugadores ubicados entre los 100 mejores: el italiano Paolo Lorenzi (63º), finalista del pasado año, el dominicano Víctor Estrella (76º) y el austriaco Andreas Haider-Maurer (79º). De la camada local, solamente está confirmado Alejandro Falla, defensor del título, Eduardo Struvay y Nicolás Barrientos, aunque estos dos últimos deberán remar desde la clasificación. Mientras que Alejandro González recibirá una invitación luego de caer en segunda ronda del Abierto de Australia. También estará el santandereano Pedro Pablo Ruiz.

En Bucaramanga además harán presencia nueve sudamericanos: los argentinos Facundo Bagnis, Facundo Argüello, Guido Pella y Juan Ignacio Londero, los brasileros Joao Souza, André Ghem y Fabiano De Paula y los chilenos Nicolás Jarry y Gonzalo Lama. También una buen número de tenistas españoles, natos en la arcilla y claros candidatos para quedarse con el trofeo, como Albert Montañés, Daniel Gimeno-Traver, Pere Riba, Adrián Menéndez, Roberto Carballes y Jordi Samper.

Los bumangueses además podrán ver por una semana a los austriacos Gerald Melzer, hermano de Jurgen, y Jasson Kubler, el ruso Evgeny Donskoy, el portugués Gastao Elias y uno de los jóvenes que más promete a futuro, el sueco Elías Ymer.

El torneo entrega 80 puntos y más de $5.000 dólares al campeón y hace parte de la gira de eventos Challengers que se disputan en el año en Colombia.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios