ASIGNATURA PENDIENTE EN NUEVA YORK

Once victorias en Grand Slam, ninguna en Nueva York. Santiago Giraldo llega al último ‘major’ del año con una asignatura pendiente: sumar su primer triunfo en la ciudad que nunca duerme.

GIRALDO

El mejor colombiano en la historia del deporte blanco aterriza por sexta vez consecutiva en el cuadro final del Abierto de los Estados Unidos  con un objetivo trazado. Lograr saborear una alegría en el único torneo de esta categoría que no lo ha hecho.

Cuatro triunfos en Australia, tres en Roland Garros y cuatro en Wimbledon, datan de los momentos de jubilo de la raqueta número uno del país en los Grand Slam. Sin embargo, en Flushing Meadows la historia es distinta. Cinco partidos disputados en el cuadro final y la misma cantidad de derrotas. Además en tres ocasiones disputó sin éxito la fase previa del evento neoyorquino (2007, 2008, 2009).

Los desazones para el pereirano empezaron el 2010. Allí el verdugo en su debut absoluto en este evento fue el número 25 del mundo, Feliciano López, quien lo derrotó con parciales de 4-6, 4-6, 4-6. En 2011, corrió con menos suerte, pues en su primera presentación enfrentó en el turno estelar a Roger Federer. El resultado fue contundente a favor del suizo: 4-6, 3-6, 2-6. En 2012, quizás jugó el mejor partido de carrera en la ‘Gran Manzana’. Peleó de tú a tú con Milos Raonic, número 10 del mundo, pero al final terminó cayendo en cinco parciales (3-6, 6-4, 6-3, 4-6, 4-6). En 2013, el  argentino Carlos Berlocq  le propinó una caída dolorosa, también en cinco sets: 3-6, 6-3, 7-6(6), 4-6, 2-6. Finalmente en 2014, llegaba como el primer colombiano sembrado (27) en la historia de un Grand Slam. No obstante, no pudo defender ese estatus y se despidió al perder sorpresivamente con el ruso Teymuraz Gabashvili (3-6, 6-1, 6-7(6), 3-6), que en ese entonces reposaba fuera del top 60.

Para 2015, Giraldo, quien ostenta el récord de haber sido el mejor colombiano en el ranking ATP (número 28 del mundo),  no llega con un presente alentador. Tiene un récord negativo en el año (21 victorias – 23 derrotas). Además, en la gira previa al torneo estadounidense disputó apenas cuatro partidos, que le dejaron como saldo dos alegrías y dos tristezas. Sin embargo, el sorteo le ha dado una mano gigantesca en pro de sumar su primer triunfo en este campeonato. En el debut se topará con Austin Krajicek (115), invitado local, al que venció en el único encuentro que disputaron (Acapulco 2015), pero que carece de experiencia en este tipo de eventos, pues el único registro que tiene se remonta al 2008 justamente allí, donde apenas logró ganar cinco games ante Agustin Calleri.

La cartas están puestas sobre la mesa para que Santiago Giraldo cumpla su asignatura pendiente en este Grand Slam y así continúe trazando una hoja de ruta difícil de alcanzar para las próximas generaciones del tenis colombiano.

About The Author

ANDRÉS VARGAS PERAZA: @andresvarperaza. Periodista especializado en tenis. Exjugador de tenis con puntuación ITF. Miro el deporte desde una perspectiva diferente. Estuve en el lugar del deportista, ahora del periodista. Director y editor del portal www.matchtenis.com.

Comentarios

comentarios