ANÁLISIS CUADRO PRINCIPAL MASCULINO DEL US OPEN

El camino al trofeo del US Open ya está establecido. Los jugadores conocen su andar en el evento neoyorquino e inmediatamente comienza el sueño por alcanzar la gloria. La capital del mundo le abre las puertas al tenis para vivir dos semanas con la presencia de los mejores del mundo y partidos con grandes emociones. Todo está listo así que sólo nos queda disfrutar.

Nueva York es la ciudad que nunca duerme, la Gran Manzana; una cosmopolita en la que conviven todo tipo de culturas, aquella que acoge a cualquiera sin mirar raza, nacionalidad, religión, edad. Un lugar que vive a la vanguardia, que se reinventa continuamente. Una ciudad que desde el próximo lunes tiene al deporte blanco como protagonista y que engalanará al mejor, al rey del cemento.

Foto: Us Open

Us Open

Rafael Nadal sin dudas es el gran ausente en esta cita, de igual forma como sucedió en los Masters 1ooo de la gira norteamericana. El español consideró que aún no estaba apto para volver a la competencia, luego de la lesión sufrida en su muñeca derecha hace unas semanas atrás. La conclusión es que el ibérico no podrá defender el título que logró el año pasado y lo que es inminente, perderá 2000 puntos en el ranking. Nadal deja la mesa servida para que haya nuevo campeón. Ante esto, quienes quedan con el rótulo de máximos favoritos son Novak Djokovic y Roger Federer, y por qué no, el campeón de 2012 Andy Murray. Pero vamos por partes y repasemos cómo llegan los favoritos y el camino que les deparó el sorteo:

Novak Djokovic: El serbio va a la caza de su segundo US Open, un torneo que parece serle bastante esquivo al registrar 4 finales perdidas. El panorama para él es bastante desesperanzador luego de las pálidas presentaciones en Canadá y Cincinnati, denotando un bache tenístico fuera de lo común y sin el mismo ritmo con el que inició la temporada. En Flushing Meadows tendrá como primer rival al argentino Diego Schwartzman y al avanzar puede encontrarse con grandes sacadores como Gilles Müller y Sam Querrey. En octavos podría verse con el local John Isner y en cuartos le depara su verdugo en Toronto, el francés Tsonga, o Andy Murray, que tampoco atraviesa un buen año pero con vasta experiencia luego de ser campeón en 2012. De llegar a semifinales, tendría a Wawrinka como oponente y por qué no, al ascendente Milos Raonic. La final soñada sería sin dudas con Roger Federer.

Roger Federer: El iluminado de la gira de cemento. Roger es quien parece llevar ventaja sobre los llamados favoritos. Después de lograr su sexto campeonato en Cincinnati y ser finalista en Toronto, el suizo demuestra poseer mayor regularidad y mejor nivel de juego. Su parada inicial será el australiano Marinko Matosevic, en segunda ronda puede enfrentar a Groth o Ramos y en tercera aguardaría por el imponente sacador Ivo Karlovic. En octavos Fognini o Bautista-Agut se presentan como los contendientes y ya en cuartos Grigor Dimitrov es quien puede generarle mayor exigencia. Para las semifinales estarían David Ferrer o Tomas Berdych, aunque nombres como Gulbis, Anderson, Janowicz o Cilic podrían dar la sorpresa. Djokovic sería el último escalón.

Stanislas Wawrinka: El actual campeón de Australia lleva un 2014 con inconsistencias. A pesar de lograr su primer título grande, Stan parece tener un gran agujero negro en la cabeza y que lo ha llevado a mostrar cierta irregularidad. Lo cierto es que si llega a encontrar confianza en su juego y encarrila dos buenas semanas, hay que tenerle miedo. El helvético  no debería tener inconvenientes hasta los octavos de final, ya que antes sólo aparecen nombres como Vesely, Mahut, Falla o Chardy. Su verdadero reto sería Tommy Robredo en cuarta ronda. En los cuartos de final está proyectado enfrentarse con Raonic, Nishikori o Rosol y las semifinales con Novak Djokovic. Federer esperaría en la final, donde sería una gran ilusión para toda Suiza.

David Ferrer: Tras la baja de Nadal y su final en Cincinnati que le permitió alcanzar el quinto puesto del ranking, el de Javea es el cuarto preclasificado en el US Open, una condición que no debería pesarle. Con solo una final de Grand Slam en su carrera (Roland Garros 2013), Ferrer puede encontrarse en tierras ajenas, sin embargo, haber llegado al partido decisivo en el pasado Masters 1000 puede generarle confianza y ánimo para alcanzar la final. Para ello deberá eliminar a Dzumhur en primera fase y encontrarse con dos jugadores de peligro en segunda: Tomic o Brown. En tercera ronda aparece Gilles Simon mientras que los octavos le deparan Cilic o Anderson, una ronda complicada. Los cuartos serían con Berdych y unas hipotéticas semifinales con Djokovic. La final podría ser una revancha para él de llegar a encontrarse con Federer.

 

About The Author

Fabián Valeth Orozco @Harryelpote: Redactor de TenisBreak. Director y productor de radio y televisión, locutor y redactor. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario