AIRES DE CAMBIOS

Varios tenistas en el circuito masculino y femenino aprovecharon el final de año para contratar los servicios de entrenadores capaces de guiarlos a la consecución de buenos resultados en el 2015.

Foto: La GazzettaDF

Foto: La GazzettaDF

El desenlace de la temporada no solamente sirve para analizar todo lo que ha sucedido durante las semanas de juego, también para muchos significa un momento de cambio, de mirar hacia el horizonte y tomar decisiones asertivas de cara al reto que significa el nuevo año. Con el boom de los excampeones de Grand Slam volcándose en un rol de mentores, instructores, consejeros o entrenadores, muchos tenistas de élite han decidido seguir el camino que ha encañonado a tenistas como Novak Djokovic, Roger Federer, Andy Murray o en los últimos meses a Kei Nishikori o Marin Cilic.

Una de las principales adquisiciones la hizo la polaca Agnieszka Radwanska. La seis del mundo puso en su equipo técnico a la multi-campeona Martina Navratilova para que la conduzca hacia su primer Grand Slam. Aunque no va a estar de lleno en el calendario de la de Cracovia, la checa puede determinar un antes y un después en el juego de su nueva pupila quien tiene como máximo logro la final de Wimbledon en 2012. Agnieszka seguirá siendo entrenada por Tomasz Wiktorowski, principal eje del crecimiento de la oriunda de Polonia, pero sabe que la presencia de Martina será una mérito.

Los mismos pasos los había seguido días atrás la prometedora Madison Keys. La estadounidense se fue por el lado de la exnúmero uno del mundo y ganadora de tres Grand Slam, Lindsay Davenport, para que la direccione de manera correcta en su camino a la gloria del tenis femenino, en un punto donde la disciplina estadounidense parece no tener un recambio claro para Serena y Venus Williams. Davenport estará a las ordenes de Keys durante el final de 2014 y todo el 2015 y aportará la experiencia necesaria a una tenista que este año estrenó su palmarés en el césped de Eastbourne. Además tendrá el acompañamiento de Wim Fissette, sin embargo, en las últimas horas decidió no contar con sus servicios para estar junto a Jon Leach, esposo de Davenport.

Precisamente, Fissette dejó las arcas de Simona Halep con controversia luego de que rumana decidiera tomar un nuevo aire. La tres del mundo rompió con el belga, artífice de la erupción de la de Constanza en la órbita del tenis femenino, para irse hacia la conducción de su compatriota Victor Ionita quien estará acompañado de Theodor Cercel, preparador físico, y Thomas Hogstedt, entrenador de María Sharapova entre 2010 y 2013.

La mayor progresión del año en la WTA, Eugenie Bouchard, fue otra de las que decidió quebrar el vínculo que la unía con su adiestrador. La canadiense era conducida por Nick Saviano desde hace ocho años, es decir, cuando la de Montreal tenía la edad de 12. Con él, la siete del mundo ganó el junior de Wimbledon, logró su primer título profesional, la final de Wimbledon de esta temporada y se encargó se llevarla al estrellato del circuito femenil. Aunque Eugenie aún no ha confirmado el reemplazo, Saviano parece que seguirá con una norteamericana: Sloane Stephens. La llamada a ser el recambio de Serena Williams busca dar el salto de calidad que tanto se ha esperado. Afectada por una lesión de muñeca en los últimos meses, la estadounidense y Nick decidirán en algunos días si la unión se mantiene o no, ya que la tenista se encuentra trabajando en la academia que posee el ex de Bouchard.

En los hombres, las alteraciones también han sido protagonistas en las semanas anteriores. Una de las más sonadas fue el remezón que ocasionó Andy Murray en su banco técnico, quien dejó a Amelie Mauresmo como su mentora pero dio de baja a Jez Green, preparador físico, y Daniel Vallverdú, compañero y asesor de entrenamiento. Este último había sido el reemplazo de Iván Lendl como entrenador del británico pero luego fue relevado con la llegada de la extenista francesa. Otro de los tenistas top que cambió su equipo de trabajo, aunque ya hace algunos meses establecida la decisión, fue David Ferrer, quien estará guiado por Francisco Fogués tras haber dado un paso al costado con José Altur.

Y en la tónica de los exjugadores se unió el ucraniano Sergiy Stakhovsky. El 58 del mundo anunció la llegada del francés Fabrice Santoro, ex 17 del ranking, como el encargado de hacerlo progresar aún más en el andar masculino. Mientras que los estadounidenses John Isner y Ryan Harrison anunciaron los cambios que llegarán a sus círculos técnicos. El primero se fue por el lado de Justin Gimelstob y el segundo por Grant Doyle, exentrenador de Andy Roddick.

Tomas Berdych fue otro de los que se inclinó por el cambio de nómina. El checo aprovechó la salida de Vallverdú de la esfera de Andy Murray para contratarlo tras la negativa de Iván Lendl hace unas semanas. “Queridos fanáticos: mi nuevo coach para el año que viene serán Danny Vallverdu y Azuz Simcich… Gracias a Tomas Krupa y David Vydra por los grandes momentos y el tiempo de trabajo”, así anunciaba la noticia el mejor tenista checo del momento quien busca nuevo aires para el 2015.

About The Author

Fabián Valeth Orozco @FabianV_: Redactor en jefe de Match Tenis. Director y productor de medios de comunicación. Amante del tenis y del periodismo deportivo enfocado hacia este deporte.

Comentarios

comentarios