ABIERTO DE AUSTRALIA: HISTORIAS DEL DÍA 8 – FEMENINO

Los últimos lugares en los cuartos de final del Abierto de Australia se definen en el Día 8. Te presentamos las mejores historias que deja la jornada en el primer Grand Slam del año en la rama femenina.

Dominika Cibulkova

Ben Solomon/Tennis Australia

Cibulkova reina en un partidazo.

La finalista del año pasado mostró las garras, sus credenciales de favorita para intentar lograr su primer título de Grand Slam. En el mejor partido en lo que va del torneo en la rama femenina, la eslovaca derrotó a Victoria Azarenka por 6-2, 3-6, 6-3 en un duelo donde siempre estuvo en desventaja en cada uno de los parciales. En el primero, estuvo 0-2 abajo y ganó seis games consecutivos para hacerse con la primera manga: al principio se vio superada en intensidad pero poco a poco fue tomando la pista, recordando lo que vivió la pasada temporada cuando dio la sorpresa y se metió a la final. Aunque cayó en el segundo ante una bielorrusa más entonada y con los golpes precisos, la de Bratislava logró superar un inicio confuso en el tercer set -también estuvo 0-2 abajo- y se impuso con dos quiebres para instalarse en los cuartos de final, esperando por Serena Williams o Garbiñe Muguruza. Esta victoria de Cibulkova significa, por nombre, una de las mejores en muchos meses. La última victoria ante una jugadora de categoría fue en Miami 2014 ante Agnieszka Radwanska.

Uno de los puntos del día, a cargo de Cibulkova.

Serena y otra remontada en Melbourne.

De menos a más, de menor a mayor. Esa ha sido la constante de Serena Williams en la actual edición del Abierto de Australia y lo mismo evidenció ante Garbiñe Muguruza, otro de los partidos más emocionantes y disputados de la jornada. Y quien empezó imponiendo condiciones fue la jugadora española, como trayendo a la Rod Laver Arena el recuerdo vivo del partido donde se impuso en Roland Garros. Un juego plano y decidido, pelotas profundas y a las líneas, una intensidad que se traducía en kilómetros por hora y una mirada que dejaba ver que no le temía a la reina de la WTA. Sin embargo, el plan cambió a partir del segundo parcial. La menor de las Williams tomó de a poco la batuta, aunque dejando ver algunos problemas en sus juegos de saque, se calmó en los momentos de precisión y provocó los errores de la caraqueña. La energía se mantuvo hasta la última pelota que estuvo en juego, dando un espectáculo armonioso a quienes asistieron al turno del día en Melbourne Park. Su próxima contrincante será la eslovaca Dominika Cibulkova, una serie que lidera 4-0 y la mitad de ellos jugados en cemento.

Venus acaba con la ilusión de Radwanska.

Luego del éxito de Serena, la familia Williams volvió a gozar un triunfo en el día gracias a Venus que venció a Agnieszka Radwanska en tres parciales (6-3, 2-6, 6-1) y se metió nuevamente en unos cuartos de final de un Grand Slam desde el 2010. La mayor de las hermanas tenistas logró desestabilizar a la polaca que venía de arrasar en sus encuentros anteriores, demostrando un equilibrio de juego y denotando ansias de poder conquistar su primer título de Grand Slam ahora bajo la directriz de Martina Navratilova. Venus fue precisa en la primera parte del partido al quebrar en dos ocasiones sobre la parte final de la manga, sin embargo, Agnieszka recuperó la esencia en la segunda parte. Repitió la dosis de la estadounidense, tomó el servicio de su rival un par de veces e igualó las acciones. Incluso, llegó a estar break arriba en el set definitivo pero rápidamente cedió ante la exnúmero uno del mundo que no titubeó para dejar el partido a su favor. Esta es la octava vez que Venus Williams llega a los cuartos de final en Melbourne y para estar en semifinales deberá jugar ante su compatriota Madison Keys.

Un lugar entre las mejores para Keys.

El recambio femenino del tenis estadounidense parece tener ya un nombre propio. Madison Keys, de 19 años, se coló entre las 16 mejores del Abierto de Australia tras dar de baja a Petra Kvitovo y esta vez aprovechó el duelo ante su compatriota Madison Brengle y la derrotó por 6-2, 6-4. Keys, con mucha más experiencia en el tour femenino y que ganó su primer trofeo WTA el pasado año,  pudo quebrar en cuatro ocasiones en todo el encuentro y apenas cedió su servicio en una oportunidad. Además, disparó seis aces, tuvo una efectividad con su saque del 63% y sobrepasó con contundencia a su rival en tiros ganadores: 38 contra 3. En contraparte, por el hecho de buscar ser más agresiva, cometió más errores (33 frente a 16). Con esta victoria, Keys sigue aumentando su mejor actuación en torneos de Grand Slam y ahora enfrentará a Venus Williams, un duelo donde está abajo en el historial (0-1).

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios