ABIERTO DE AUSTRALIA: HISTORIAS DEL DÍA 7 – FEMENINO

Inician los octavos de final en Melbourne Park y con ello las historias de la jornada. Esto ha sido lo más destacado del domingo en la rama femenina del Abierto de Australia.

Getty Images

Getty Images

Bouchard enreda su pase a los cuartos de final.

Lo que parecía un día sencillo para Eugenie Bouchard terminó siendo complicado y arduo. La canadiense demostró desde el inicio ser muy superior a la rumana Irina-Camelia Begu, e incluso, estuvo a nada de encajar un rosco a la europea. Sin embargo, en el segundo set se complicó después de tener quiebre a favor y terminó cediendo justo antes del tiebreak. En el tercero volvió a su origen, rescató el tenis agresivo e impuso condiciones ante una Begu mermada. Al final, un 6-1, 5-7, 6-2 que le da el tiquete a cuartos en Melbourne por segundo año consecutivo y espera por María Sharapova o Shuai Peng.

En búsqueda del premio doble.

Luego de pasar apuros en segunda ronda, ha llegado la calma para María Sharapova. Desde que estuvo contra las cuerdas ante su compatriota Alexandra Panova, la dos del mundo ha sacado con contundencia a la kazaja Zarina Diyas y en la jornada del domingo a la china Shuai Peng por 6-3, 6-0, en un partido donde prevaleció la potencia de la rusa, su efectividad con el primer servicio y ante las chances de rotura que creó en el saque de su rival. Con el resultado, la de Siberia ya superó su actuación de la temporada pasada y sigue en camino de alcanzar el número uno del mundo y su sexto trofeo de Grand Slam.

Makarova acentúa su gran andar en Grand Slam.

En los últimos eventos de Grand Slam, la rusa Ekaterina Makarova ha sido una constante protagonista de las rondas finales. A pesar de que nunca ha ganado un título en esta categoría y ni siquiera ha llegado a una final, la moscovita se da el lujo de tener en su historial tres cuartos de final consecutivos en estos torneos, y uno de ellos llegando a semifinales (Wimbledon-2014, US Open-2014 y Australia-2015). Esta vez, en Melbourne, Makarova tuvo que eliminar a la alemana Julia Goerges por 6-3, 6-2 para estar por tercera vez consecutiva en la ronda de las ocho mejores de Australia, demostrando que es una plaza que le agrada.

Halep vuelve su partido un trámite.

La tenista rumana no sufrió demasiado para poner su nombre en los cuartos de final del Abierto de Australia. La belga Yanina Wickmayer no significó una amenaza para el andar de Simona Halep y esta última ganó por 6-4, 6-2 en una hora y 20 minutos de partido. Con su soltura predefinida y su profundidad al momento de ejecutar los golpes, la tres del mundo logró dejar fuera de foco a Wickmayer para meterse en su cuarta instancia de cuartos de final en los últimos cinco Grand Slam. ¿Dónde falló? en el US Open del curso pasado cuando fue eliminada en tercera ronda.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios