ABIERTO DE AUSTRALIA: HISTORIAS DEL DÍA 5 – FEMENINO

Nuevo día, nuevas historias. Repasamos lo más importante que dejó la jornada del viernes en la rama femenina del Abierto de Australia, torneo que empieza a vivir su instancia de tercera ronda.

Getty Images

Makarova y Goerges, el primer duelo confirmado de octavos.

La rusa y la alemana ganaron sus encuentros de tercera ronda a dos parciales y así obtuvieron su pase a los octavos de final. Makarova necesitó un doble 6-4 para dejar afuera a Karolina Pliskova; mientras que Goerges hizo lo propio ante Lucie Hradecka, quien había eliminado a Ana Ivanovic en primera rueda, por 7-6, 7-5. Para ambas, el estar en esta instancia no es terreno desconocido: para la moscovita es la quinta vez consecutiva y para la teutona la tercera ocasión de su carrera.

Bouchard continúa con paso firme.

La tenista número siete del mundo sigue dando pasos en busca de su primer título de Grand Slam. Tras un primer set demasiado disparejo ante la francesa Caroline García, con hasta tres quiebres de lado y lado, Bouchard logró tomar la ventaja en el episodio inicial antes de pisar el desempate y desde allí, solamente hubo una jugadora en cancha. La canadiense ganó todos los games del segundo parcial, clavó un ‘rosco’ y se metió en los octavos de final por segundo año consecutivo. Ahora espera por Irina-Camelia Begu.

Sharapova se reivindica.

La campeona de 2008 tuvo una presentación con otro color. Luego de estar casi eliminada en la ronda anterior ante su compatriota Alexandra Panova, la dos del mundo expuso su jerarquía ante la kazaja Zarina Diyas y la venció con un contundente 6-1, 6-1. La rusa fue superior de principio a fin y evitó cualquier amago de reacción de su rival que la pudiera encumbrar a una posible remontada. De esta forma, Sharapova ya iguala su actuación del pasado año y en adelante lo que consiga es ganancia pensando en volver a ser número uno del mundo o ganar su sexto título major.

Sigue el invicto de una rumana.

Ya son ocho partidos de invicto que lleva en sus hombros Simona Halep en 2015. Luego del título en Shenzhen y las tres victorias que ha hilvanado en la actual versión del Abierto de Australia, la tres del ranking de la WTA espera seguir con ese ritmo imponente para llegar a su segunda final de Grand Slam y, con ello, su primer título en la categoría. En la jornada sacó a la estadounidense Bethanie Mattek-Sands por 6-4, 7-5 en un duelo que pudo haberse definido con antelación en el segundo set, pero Halep desaprovechó dos oportunidades de ganar el partido con su saque. Ahora jugará en octavos ante Yanina Wickmayer.

La gran semana de Begu.

Dejando atrás un inicio de año para el olvido (ninguna victoria en dos torneos jugados), la rumana Irina-Camelia Begu tuvo un cambio de chip en el primer Grand Slam y ya ha triunfado en tres partidos consecutivos y ha alcanzado su mejor actuación en cualquier torneo grande en toda su carrera. La de Bucarest se aprovechó de la joven alemana Carina Witthoeft y la derrotó con un doble 6-4, teniendo así una de las mejores semanas de toda su andar, que comprende un título ganado y otras tres finales jugadas.

Recordando viejos tiempos.

Shuai Peng y Yanina Wickmayer también obtuvieron boleto a la cuarta ronda en Melbourne. La asiática eliminó a Yaroslava Shvedova 7-6, 6-5 y la belga acudió a la remontada para sacar a la italiana Sara Errani por 4-6, 6-4, 6-3. Sin embargo, la victoria llega por alegría doble para ambas ya que tuvo que pasar un buen tiempo para que estuvieran en el lugar de las 16 mejores en este evento. Peng lo hace después de cuatro años, y Wickmayer, que vuelve a esta instancia de un Grand Slam desde el 2011, luego de cinco cursos.

Redacción MATCH TENIS

Comentarios

comentarios